Meet-Amir.jpg
 
Amir_2.jpg

Conoce a Amir.


Conoce a Amir.

Tiene 20 años y es de Sudán.

Para llegar a Lampedusa cruzó tres países: Sudán, Egipto, y el más peligroso de todos, Libia.

Viajó a Egipto y permaneció en el país trabajando como fabricante de calzado durante un año y dos meses. Trabajaba durante 12 horas diarias cosiendo sandalias de cuero. No tengo más información sobre las condiciones de su lugar de trabajo o de donde vivió durante su estancia en Egipto. No tuve la sensación de que Amir estuviese en peligro allí, ni tampoco parecía particularmente complaciente.

Amir habla inglés con limitaciones, así que nuestra comunicación fue corta.

De Egipto viajó a Libia, donde permaneció durante ocho meses. Llegó primero a la ciudad de Tazirbu al este y luego a Sabha, que está directamente al oeste y ligeramente al norte de su punto de llegada.

Estuvo en Sabha durante tres días y la mayor parte sin comida. Alguien le dio una galleta en un momento dado. Bebió agua salada del grifo. Los traficantes de allí le hicieron llamar a su familia para pedir dinero, pero no había nadie para enviárselo.

No sé cómo salió de Sabha tan rápidamente, dado que la mayoría de los migrantes pasan semanas o meses sufriendo y siendo torturados, pero esta es toda la información que tengo.

Amir dijo que posteriormente viajó a Zawilah (una ciudad ligeramente al sur de Sabha) y que permaneció allí durante 18 días.

De allí fue a Trípoli, y luego al campo costero de Sabratha.

Cruzó el mar Mediterráneo en un bote de goma con 124 personas, que incluidas mujeres y 3 o 4 bebés. Llegó a Lampedusa el 20 de marzo de 2017.

Amir echa de menos a su familia. Tenía cinco hermanas, pero una murió. Desea traer a su familia a Europa, donde le gustaría aprender mejor el inglés y trabajar. También es mecánico de oficio.

Amir es un ser humano increíble.